Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Todo lo que no sabías sobre las grosellas

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Grosella, un perfecto antiinflamatorio que nos ayuda frente la artritis.

La grosella es una fruta silvestre con un concentrado vitamínico muy elevado que actúa de escudo protector frente a resfriados, la gripe y las infecciones de orina.

Esta fruta es una baya, que podemos encontrar de diferentes colores: rojos, verdes, amarillos y negros, durante los meses de agosto y septiembre, las cuales las podemos conservar en buenas condiciones entre 3 y 10 días.

Es muy similar a la uva, pero de un tamaño inferior, redondeada y contiene un bajo valor calórico, debido a su escaso aporte de hidratos de carbono.

Esta fruta es rica en muchos nutrientes muy importantes para nuestro organismo, a continuación, encontraréis los más importantes:

Gran aporte en vitamina C; el cual favorece la absorción del hierro de los alimentos, por lo que, nos ayudará a prevenir la anemia.

Además son una buena fuente de fibra, que mejora el tránsito intestinal, por lo que su consumo habitual puede resultar un remedio eficaz para tratar el estreñimiento y la atonía intestinal.

También contienen potasio; hierro, calcio y taninos, estos últimos tienen una acción astringente.

No obstante, lo que caracteriza a estas frutas es su abundancia en pigmentos naturales de acción antioxidante.

Los antocianos y carotenoides, son abundantes en la composición de estas frutas y además, muy beneficiosos en nuestro organismo, pues neutralizan la acción de los radicales libres nocivos para el organismo.

La ingesta de estas frutas potencia nuestro sistema inmunológico y contribuye a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares o cáncer.

Además, como curiosidad, el zumo de grosella, ha sido tradicionalmente utilizado como remedio para bajar la fiebre, gracias a sus propiedades. 

Junto con los aguacates, las grosellas son una de las pocas frutas que cuentan con la presencia de vitamina E, este nutriente protege la salud de nuestra piel y frena el proceso por el que aparecen las arrugas, de manera que si añadimos esta fruta en nuestra dieta, nos ayudará frente al envejecimiento de la piel. 

Estos efectos permiten que esta fruta sea perfecta para añadirlas en las ensaladas, o como decoración de postres, para así poder proporcionar todas estas vitaminas y nutrientes a nuestro organismo. 

¡Espero que os haya gustado el post! 

 

 

error: