Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Croquetas de bacalao y espárragos

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

No hay nada mejor, que disfrutar tanto en un solo bocado.

Las croquetas son para muchos, su plato favorito, ya que pueden comerse calientes o frías y son perfectas para nuestro tupper, también podemos cocinarlas como aperitivo.

Estas croquetas de bacalao y espárragos, son deliciosas y de una forma sencilla incorporaremos el bacalao y los espárragos en la dieta de los más pequeños de la casa.

Si quieres conocer todas las propiedades que nos aportan estos dos magníficos ingredientes, no dudes en hacer click en los enlaces.

Ingredientes (4 personas)

  • 200 gr de migas de bacalao desalado
  • 5 espárragos verdes
  • ½ cebolla
  • ½ litro de leche
  • 3 cucharadas soperas de harina
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Sal
  • 1 huevo para rebozar
  • Harina para rebozar
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva

Preparación de las croquetas de bacalao y espárragos

Primero, pelaremos y rallaremos la cebolla y la dejaremos reservada.

A continuación, picaremos en trocitos pequeños el bacalao y también lo dejaremos reservado.

Lavaremos y picaremos los espárragos, desechando las partes más duras y los dejaremos preparados para añadir en la preparación.

Pondremos al fuego, una sartén con un chorrito de aceite, cuando el aceite esté caliente, añadiremos los espárragos y los saltearemos, cuando estén, los retiraremos del fuego.

En la misma sartén, agregaremos un poco más de aceite si es necesario e incorporaremos las migas de bacalao, las sofreiremos y cuando estén hechas, las retiraremos y las reservaremos.

Añadiremos la cebolla y la dejaremos pochar, cuando esté pochada, agregaremos los espárragos, el bacalao y las tres cucharadas de harina, iremos removiendo bien, para que se integren todos los ingredientes y la harina se dore.

Incorporaremos la leche poco a poco, removiendo conforme se vaya adsorbiendo.

Agregaremos la pimenta y la nuez moscada, iremos removiendo bien e incorporaremos la leche.

Sabremos, que está hecho, cuando empiece a despegarse de la sartén.

Cuando lleguemos a este momento, dejaremos enfriar la masa en un plato hondo.

Cuando esté bien fría, iremos cogiendo porciones de la masa con la ayuda de una cuchara de postre e iremos formando las croquetas, pasándolas por harina, en primer lugar, por el huevo batido y por último, por el pan rallado.

Ahora, solo nos faltará freírlas en abundante aceite caliente.

Nota: en el caso, en el que os guste, encontraros los trozos de bacalao o espárragos más grandes, podéis preparar primero la bechamel y cuando casi esté lista, añadir el bacalao troceado y los espárragos picados.

error: