Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Níscalos en salsa

Níscalos en salsa
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Hoy os traemos una receta elaborada con níscalos en salsa, o también conocidos como robellons, pero antes os queremos mostrar los mejores consejos para encontrar los níscalos, limpiarlos correctamente y cocinarlos.

Con la llegada del otoño, estas deliciosas setas empiezan a aparecer en muchas de las paradas de verduras y hortalizas, por lo que nos permiten incorporarlas a nuestra dieta.

Esta seta es muy común en España y crece en pinares y bosques. Su recolección es muy sencilla, ya que solo necesitarás una navaja y una cesta  de mimbre, para ir guardándolos.

Pero debéis tener en cuenta, que está totalmente prohibido utilizar bolsas de plástico para su recolección, ya que las esporas no caerían y podrían extinguirse.

Los níscalos, pueden cocinarse asadas, guisadas o como acompañante de carnes rojas o blancas y carnes de aves.

Los níscalos, son uno de los mejores hongos de otoño, junto con los boletus, las trompetas de la muerte, seta de cardo…

Pero los níscalos, son una de las mejores tipos de setas comestibles, ya que son muy fáciles de cocinar.

¿Cómo limpiar los níscalos?

Para limpiar los níscalos o rovellones, cogeremos un cepillo de dientes o cuchillo y limpiaremos la arena que pueda quedar, siempre con mucho cuidado y sin ponerlos debajo del agua, ya que al mojarlos pierden todo su aroma y esencia.

Níscalos. Propiedades nutricionales

Una de las propiedades nutricionales de los níscalos, es su alto contenido en agua, lo que los hace un alimento con bajo contenido en grasas e hidratos de carbono. Además, el níscalo, posee una gran cantidad de vitaminas y minerales, potasio y, además, es bajo en calorías y nos ayuda a reducir la retención de líquidos en el cuerpo.

Otros minerales que encontramos en su composición son el cobre, que nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmunitario y nervioso, y el fósforo, imprescindible en la correcta formación los huesos y dientes.

Ingredientes: (4 personas)

  • 600g de níscalos
  • 4 dientes de ajo
  • Perejil picado
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación de los níscalos en salsa

Empezaremos nuestra receta, limpiando y lavando bien los níscalos, desechando el tallo y las partes que estén en mal estado; después, los reservaremos.

A continuación, pelaremos y trocearemos los ajos y también, los reservaremos.

Pondremos una sartén al fuego, con un chorrito generoso de aceite y cuando esté caliente, añadiremos los níscalos, junto con los ajos y espolvorearemos perejil, sal y pimienta al gusto y dejaremos al fuego, hasta que estén tiernos. El tiempo, siempre dependerá del tamaño de las setas.

Incorporaremos el vino y la sal al gusto, los iremos removiendo y los dejaremos al fuego medio, hasta que se terminen de cocer y la salsa se haya reducido.

Cuando la salsa se haya reducido, los retiraremos del fuego y ya podremos servirlos.

En el momento de servir, los podemos volver a espolvorear con perejil picado. Eso sí, lo que debéis tener en cuenta, es que no os puede faltar el pan para mojar en la salsa, ya que queda de rechupete.

Como en el caso de los guisos, os aconsejamos que, los hagáis de un día para otro, ya que así su sabor será más intenso y sabroso.

Níscalos en salsa
Níscalos en salsa

Summary
recipe image
Recipe Name
Níscalos en salsa
Author Name
Published On
Preparation Time
Cook Time
Total Time
error: