Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Tarta red velvet con frosting de queso crema

Tarta red velvet con frosting de queso
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

En el post de hoy, os voy a mostrar cómo preparar una deliciosa Tarta Red Velvet con frosting de queso crema, una receta típica americana, que queda deliciosa tanto para fiestas de aniversario, San Valentín, o simplemente, para cualquier ocasión.

Otras recetas que podrían interesaros:

Mousse de mango, Bizcocho de nata con chocolate.

Ingredientes para molde de 20 cm

  • 300 gr de harina
  • 300 gr de azúcar
  • 120 ml de leche
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 3 huevos
  • 150 gr de mantequilla sin sal
  • 15 gr de cacao en polvo
  • 5 gr de levadura química
  • 3 gr de sal
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • Colorante rojo gel (red velvet)

Ingredientes para el Almíbar

  • 4 cucharadas soperas de agua
  • 4 cucharadas soperas de azúcar

Ingredientes para el frosting de queso

  • 300 gr de azúcar glas
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr de queso fresco muy frío

Preparación de la tarta red velvet

Empezaremos a preparar el bizcocho, añadiendo el zumo de limón a la leche, removeremos y dejaremos reposar, mientras vayamos preparando la receta.

A continuación, mezclaremos la harina, el cacao, la levadura y la sal.
En otro bol, batiremos con la ayuda de la batidora eléctrica, la mantequilla y cuando esté cremosa, añadiremos el azúcar y batiremos hasta que se integren los ingredientes.

A continuación, añadiremos los huevos, ligeramente batidos.

Cuando se hayan integrado, añadiremos poco a poco, la mezcla de harina.
Añadiremos el colorante rojo al gusto, yo he puesto 2 cucharadas, para que el color sea más intenso y removeremos para que el colorante se vaya repartiendo de forma homogénea.

El colorante sobrante de la cuchara, podéis incorporarlo en la mezcla de leche con limón, de manera que quedará la leche teñida de un color rosado, en esta misma cuchara, incorporaremos la vainilla.
A continuación, añadiremos la leche y seguiremos batiendo.

Cuando la leche se haya integrado, y quede una masa lisa y cremosa, mezclaremos el bicarbonato con el vinagre, removeremos y lo añadiremos a la masa.
Acabaremos de batir, para que se integre y ya tendremos la masa preparada para añadirla al molde.

A continuación, usaremos un molde desmoldable, forraremos el molde con papel de horno y engrasaremos el molde por las paredes y el fondo, con una pizca de mantequilla o aceite.
Verteremos la masa, con la ayuda de una espátula alisaremos la superficie y daremos unos pequeños golpecitos del molde sobre el tablero, para que no quede aire por dentro del bizcocho.

Precalentamos el horno a 180ºC, y horneamos el bizcocho durante 50 minutos, el tiempo dependerá de vuestro horno.
Antes de retirar el bizcocho, con la ayuda de un palillo, pincharemos el interior del bizcocho y cuando éste salga seco, nos indicará que el bizcocho ya está hecho.
Cuando esté, lo sacaremos del horno, lo dejaremos entibiar durante 10 minutos, transcurrido este tiempo, lo desmoldamos y lo dejaremos enfriar sobre una rejilla.

Preparación del almíbar

A continuación, prepararemos el almíbar, para evitar que se reseque el bizcocho, para ello:

Pondremos un cazo al fuego con el agua y el azúcar, poco a poco, removeremos y dejaremos que se vaya espesando ligeramente y dejaremos que se enfríe.
Cuando el bizcocho esté frío, retiraremos la parte superior, reservando esta parte para desmenuzarla, y así decorar el bizcocho.

Lo partiremos por la mitad, en la parte superior de la base, añadiremos el almíbar con la ayuda de un pincel.
Y realizaremos el mismo proceso en la otra parte que cubre la parte superior del bizcocho.

Preparación del frosting de queso

Para realizar el frosting de queso:
Batiremos la mantequilla, con la ayuda de una batidora eléctrica y cuando esté cremosa, añadiremos el azúcar glas, poco a poco, con la ayuda de una espátula, mezclaremos ligeramente para que al batir, el azúcar no salga volando.
Cuando el azúcar esté completamente integrado, añadiremos el queso, que tiene que estar muy frío.

Batiremos hasta que se integren todos los ingredientes.

Con la ayuda de una manga pastelera, añadiremos el frosting entre ambos pisos del bizcocho y podéis decorar la parte superior del bizcocho como más os guste, también podéis decorar los laterales.
Espolvorearemos con el bizcocho que habíamos desmenuzado, la parte superior y si os gusta, también los laterales.

Tarta red velvet
Tarta red velvet con frosting de queso

Si te ha gustado la receta, comparte, dale un like y suscríbete

Summary
recipe image
Recipe Name
Tarta Red Velvet con frosting de queso crema
Author Name
Published On
Preparation Time
Cook Time
Total Time
error: