Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Tacos de pollo en salsa al pesto rosso

Hoy os traemos una riquísima receta de tacos de pollo con salsa pesto rosso, otra manera deliciosa de acompañar carnes, verduras y muchos otros platos, en esta ocasión hemos escogido preparar unos deliciosos tacos, combinando muy pocos ingredientes y obteniendo un resultado muy sabroso.

Ingredientes (2 personas)

  • 1 pechuga grande de pollo
  • 8 tacos
  • aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Ingredientes salsa pesto rosso

  • 12 tomates deshidratados (en aceite de oliva) Base de la receta.
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra suave (total de cantidad de aceite incluido el de los tomates)
  • ½ dientes de ajo
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 10 hojas de albahaca fresca
  • 5 nueces peladas (avellanas o piñones, o cualquier otro fruto seco que os guste).
  • Sal

Preparación 

En primer lugar, prepararemos la pechuga de pollo, cortándola en trocitos pequeños y la salpimentaremos al gusto.

A continuación, pondremos una sartén al fuego, con un chorrito de aceite. y añadiremos el pollo, para que se vaya haciendo.

Poco a poco, iremos removiendo, para que el pollo, se vaya haciendo por todos los lados, con mucho cuidado, que no se queme.

Una vez esté dorado, lo retiraremos y lo reservaremos.

Empezaremos a preparar la salsa pesto rosso.

Preparación salsa pesto rosso

Para empezar la preparación de este tipo de salsa: pesto rosso.

Necesitaremos tomates secos, ya que suelen ser la base de la receta.

En el vaso de batidora, pondremos todos los ingredientes: los tomates, el aceite, el ajo, el queso parmesano, la albahaca y las nueces.

Batiremos todos los ingredientes durante unos minutos, hasta que veamos que la salsa queda homogénea y ligeramente espesa.

Si queréis que os quede más espesa, podéis añadir un poco más de queso parmesano y si os gusta más líquida, un poco más de aceite de oliva.

Os aconsejamos, que probéis el punto de sal, en este momento, para saber si hace falta que le añadáis. Podéis dejara reservada en la nevera en un tarro de cristal. Así, podéis conservarla durante unos 2-3 días, y utilizarla en vuestras preparaciones.

Para terminar nuestra recetas de tacos, una vez hayamos preparado la salsa y tengamos el pollo reservado, calentaremos un poco la masa de taco y empezaremos a montarlos, añadiendo el pollo, junto con la cantidad de salsa que queráis.

¡Esta receta queda deliciosa! Además, si queréis, podéis añadir al pollo una guindilla, para que quede picante; o bien, una pizca de salsa Tzatziki, para que quede suave y combinar ambos sabores.

Beneficios de la carne de Pollo

La carne de pollo, es una de las más recomendadas para incorporar proteínas y nutrientes a nuestro organismo. Es ideal para preparar comidas completas para toda la familia; además, si se consume sin piel, tiene un bajo contenido en grasas.

  • Tiene una importante cantidad de proteínas, con un alto valor biológico.
  • Vitaminas, aporta una gran cantidad de vitamina B concretamente, gracias a la cual nos ofrece protección en nuestro sistema nervioso e interviene en el metabolismo que provee de energía el cuerpo.
  • Minerales, como: hierro, que interviene en la formación de los glóbulos rojos, el transporte de oxígeno; fósforo, esencial en la formación de los huesos; potasio, esencial para la contracción muscular y el correcto funcionamiento del corazón y Zinc, que mejora el sistema inmunitario.
  • Este tipo de carne, contiene muy poco colesterol, excepto si lo coméis con piel; de este modo, tiene un mayor contenido en grasas y colesterol.

Podemos diferenciar varias partes:

  • La pechuga, sin piel, es la parte que contiene más o menos grasas y colesterol.
  • Muslo, este parte, contiene menos propiedades, que la pechuga y el triple de grasa.
  • Pata, contiene menos proteínas que la pechuga y el triple de grasa.
  • Alas.
  • Vísceras, contienen 5 veces más cantidad de grasa que el pollo, no obstante, proporcionan una gran cantidad de minerales y vitaminas.

Su digestión es muy sencilla y es muy bien tolerado por quienes sufren trastornos digestivos, ya que el tejido conjuntivo que lo conforma, es más fácil de desintegrar.

¡Espero que os haya sido de ayuda este post! ¡Os esperamos en el siguiente!

error: