Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Coca de crema quemada

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Hoy os voy a mostrar cómo preparar una variante de la coca de San Juan tradicional.

En esta ocasión, vamos a prepararla con crema pastelera quemada, que le aportará un toque dulce delicioso, conseguirás que te refresque, ya que se consume fría; y además, quedará suave y esponjosa, fantástica para quedar de maravilla con tus familiares y amistades.

Además, puedes prepararla en cualquier ocasión, ya que queda como un delicioso pastel, con el que conseguirás un postre de lujo, que gustará a todos.

Como es un postre muy dulce, os aconsejamos que las personas que sufran de diabetes, no coman este tipo de postres.

Ingredientes (para la masa madre)

  • 100 gr de harina de fuerza
  • 60 ml de agua
  • 60 gr de levadura fresca

Preparación

24 horas antes de hacer las cocas, elaboraremos la masa madre.

En un bol, desharemos la levadura, previamente desmenuzada en un poco de agua tibia; cuando esté correctamente mezclado, añadiremos la mezcla, en la harina, junto con el resto de agua y seguiremos mezclando bien, para que se integren todos los ingredientes.

Taparemos el bol con papel film y dejaremos en la nevera hasta el día siguiente.

Así conseguiremos que fermente y se haga la masa madre.

Ingredientes: (2 cocas de 500 gr)

  • 4 huevos L
  • 300 gr de harina de fuerza
  • 100 gr de azúcar
  • 50 gr de mantequilla sin sal a punto pomada.
  • 25 gr de levadura fresca
  • 10 gr de sal
  • Una cucharada de aroma de azahar
  • Canela al gusto
  • Ralladura de limón
  • 100 gr de nata de montar o leche
  • Aceite de girasol para engrasar la encimera

Ingredientes para la decoración

  • 1 huevo batido para pincelarlas
  • Piñones cantidad al gusto
  • Azúcar para espolvorear las cocas

Preparación

Pondremos en la amasadora: las harinas, el azúcar, la mantequilla, la pizca de sal, los huevos, la ralladura de limón, la canela y la cucharadita de aroma de azahar.

Dejaremos que vaya amasando, a potencia media.

A continuación, incorporaremos la masa madre, sin dejar de batir.

Incorporaremos la levadura, previamente desmenuzada.

Agregaremos la nata.

Dejaremos que vaya amasando, hasta que la masa esté fina y elástica. Esté proceso tardará aproximadamente de 15 a 20 minutos.

Cuando ya la tengamos, la sacaremos de la amasadora y la llevaremos a la mesa de trabajo, donde habremos esparcido un poco de aceite de girasol y amasaremos un poco a mano.

La dejaremos reposar durante 10 minutos y transcurrido este tiempo, dividiremos la masa en 2 porciones.

Poco a poco, iremos dando forma con las manos y la dejaremos reposar, durante 15 minutos.

Prepararemos las bandejas del horno con papel especial para hornear.

Acomodaremos las masas en las bandejas de horno y las dejaremos reposar, hasta que doblen su volumen.

En un vaso con agua, añadiremos los piñones, los dejaremos en remojo durante aproximadamente 15 minutos.

Transcurrido este tiempo escurriremos los piñones y los reservaremos en la nevera, cubiertos con papel film.

Al ponerlos en remojo, evitaremos que se quemen y no se endurezcan al hornearlos.

Cuando ya haya fermentado la masa, la pintaremos de huevo.

Precalentaremos el horno a 200º.

Llevaremos la masa al horno y dejaremos cocer durante 8 minutos aproximadamente (el tiempo siempre dependerá de vuestro horno).

Cuando hayan pasado estos minutos, las sacaremos del horno, las dejaremos enfriar.

Doraremos en el horno, durante unos minutos los piñones, siempre vigilándolos para que no se tuesten en exceso.

Cuando tengamos las cocas frías, con la ayuda de un cuchillo las abriremos longitudinalmente y la rellenaremos ligeramente con la crema pastelera, pondremos encima de ella la otra parte de la coca, de manera que el interior de la coca, quede arriba.

Esparciremos por encima crema pastelera, espolvorearemos con abundante azúcar, con la ayuda de una plancha de quemar azúcar, las caramelizaremos a nuestro gusto y por último solo nos quedará esparcir los piñones.

Ahora ya tendremos nuestra coca preparada, solamente necesitaremos reservarla en la nevera, hasta el momento de servir.

Siempre la serviremos fría, ya que la crema pastelera, al ser natural, puede estropearse, con mucha facilidad.

Con la masa que obtendremos al preparar esta receta, podemos dividirla y elaborar cocas de diferentes tipos: con frutas escarchadas, piñones y azúcar, rellenas de chocolate, nata montada, etc…

Espero que os guste y os animéis a hacerla.

Summary
recipe image
Recipe Name
Coca de crema cremada
Author Name
Published On
error: