Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Ensalada de rúcula con piña y kiwi

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Recetas de ensaladas verdes

Las ensaladas, son platos muy sencillos de elaborar y saludables. Podemos prepararlas de maneras muy distintas, combinando verduras, hortalizas, frutas, frutos secos, vinagretas y muchos otros ingredientes.

De manera que, combinando aquellos ingredientes que más nos gusten, podemos conseguir ensaladas sabrosas y perfectas para llevar a cualquier parte.

En esta ocasión, os mostramos una ensalada, en la que hemos incorporado: rúcula, kiwis, piña, jamón serrano, queso y una deliciosa vinagreta, muy sencilla de preparar.

Ingredientes:

  • 20g de rúcula
  • 2 kiwis
  • ½ piña
  • Tacos pequeños de queso manchego
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 y ½ cucharadas soperas de vinagre de Módena
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto

Preparación

En esta ocasión, empezaremos la receta picando en trocitos pequeños, las lonchas de jamón y las reservaremos.

A continuación, pelaremos y trocearemos los kiwis, la piña y los reservaremos.

Mezclaremos todos los ingredientes, junto con los brotes de rúcula, la piña, el kiwi, el queso y el jamón.

Prepararemos la vinagreta, mezclando: el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta y batiremos bien todos los ingredientes.

Por último, aliñaremos la ensalada con la vinagreta.

Propiedades del kiwi

El kiwi es originario de China, es de los pocos alimentos que nos aportan muchos nutrientes y un sabor intenso.

Un solo kiwi, cubre perfectamente nuestras necesidades diarias de vitamina C, tanto que supera a la naranja y al limón en su contenido de esta vitamina.

Beneficios del Kiwi

El kiwi es la fruta perfecta para aquellos casos de anemia, o personas que hayan salido recientemente de una intervención quirúrgica, o que tengan las defensas bajas.

Contiene propiedades laxantes, por su aporte en fibra, magnesio y su alto contenido de agua,  que regula nuestro tránsito intestinal; además acelera el crecimiento de los huesos y nos llena de energía, por este motivo, es un excelente postre para los niños.

Debido a su alto contenido en magnesio y vitamina C, esta refrescante fruta, nos hace más resistentes al estrés.

Debido a la presencia de vitamina E, vitamina C y flavonoides, comer un kiwi de forma regular al día:

  • fluidifica la sangre
  • reduce la agregación plaquetaria
  • mejora los niveles de colesterol

Esta fruta también activa la circulación y refuerza las paredes de las venas, un doble beneficio que favorece la salud de las personas con varices.

Es muy importante para las mujeres embarazadas pues contiene vitamina B, necesaria en la concepción y en el proceso de la gestación, pues evita importantes malformaciones.

Si se toma con regularidad durante el embarazo, esta fruta previene la hipertensión gestacional y aleja de depresión postparto.

¿Kiwi VERDE O AMARILLO?

El kiwi de pulpa amarilla, o conocido como kiwi “gold” tiene un sabor más dulce, mientras que el kiwi tradicional es un poco más ácido; debido a su ausencia de vellosidad en su piel, puede consumirse sin pelar.

Consejo: en cambio de comprar cereales del desayuno con chocolate, fruta seca, etc…adquiere cereales integrales más sencillos y cada mañana, añade al tazón unas pasas, unas almendras y un kiwi.

Esta combinación te aportará: magnesio, grasas “buenas” y vitamina C y te hará empezar el día con mucha energía y buen humor.

Propiedades de la piña

En este post, también te mostraremos las principales propiedades de la piña.

Hace poco, sólo era considerada como un postre, pero la verdad, es que esta deliciosa fruta, cada vez está más presente en nuestra cocina y es un alimento perfecto para muchos platos.

Reduce el presupuesto y gana salud

Además, es un aliado perfecto para ayudarnos en la digestión, etc.

Podemos incorporar la piña natural en algunos entrantes, sustituyendo al queso; por ejemplo, podemos añadirla cortada en trocitos a nuestras ensaladas de lechuga o pasta.

De esta manera, ahorraremos dinero y salud, pues convertiremos nuestros platos, en recetas más saludables y fáciles de digerir.

La piña, es una fruta que nos puede servir de ayuda, para conseguir nuestro peso ideal y mantener nuestra figura.

Composición de la piña 

La piña, está constituida prácticamente por agua y es perfecta para las personas que tienen exceso de grasa y quieren llevar a cabo una dieta para perder peso, ya que es depurativa; aporta sensación de saciedad; por lo que nos ayudará a reducir la ingesta de alimentos y evitando picar entre horas.

  • Gracias a su alto contenido en fibra, nos ayuda a prevenir y mejorar el estreñimiento.
  • También, nos ayuda a controlar y reducir el colesterol.

Además, la piña contiene Bromelina, una enzima que ayuda a nuestro estómago a digerir correctamente los alimentos ricos en proteínas (como: la carne, el pescado o el huevo). Esta enzima, también ayuda a las personas que sufren una falta de ácidos gástricos en el estómago, por lo que ayuda a combatir la pesadez de estómago o las digestiones lentas.

Introducir la piña en nuestras recetas 

Para ello, podemos añadir la piña antes o después de las comidas, pero siempre fresca y madura.

Esta refrescante fruta, tiene abundante vitamina C, una sustancia que tiene una acción antioxidante y protege nuestro organismo frente al envejecimiento y las enfermedades degenerativas.

Además, contiene ácido oxálico que puede formar sales con ciertos minerales como el calcio y formar oxalato cálcico, por lo que su consumo se ha de tener en cuenta si se padecen este tipo de cálculos renales, ya que se podría agravar la situación.

Sin embargo, a quienes toman diuréticos que eliminan potasio y a las personas con bulimia, les conviene el consumo de piña.

NOTA IMPORTANTE: Quienes padecen insuficiencia renal y requieren dietas bajas en potasio, deberán controlar la ingesta de piña.

Summary
Published On
error: