Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Pollo con aceitunas

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

El pollo es una carne muy versátil, ya que podemos prepararlo de muchas maneras diferentes, combinando salsas, e ingredientes diferentes, que le aportan un sabor delicioso.

En esta receta que os mostramos en el post, hemos preparado un rustido de pollo con olivas, aportándole un sabor ligeramente más intenso a nuestro rustido.

Ingredientes (4 personas)

  • 8 muslos de pollo o un pollo cortado a octavos
  • 1 cebolla
  • 1 diente pequeño de ajo
  • 5 cucharadas de tomate triturado al natural
  • 1 copa de brandy
  • Pimentón
  • 20 olivas sin hueso
  • hiervas provenzales
  • 150ml de agua caliente
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Preparación

Pelaremos, rallaremos la cebolla y el ajo y los reservaremos.

A continuación, salpimentaremos el pollo.

Pondremos una cazuela al fuego, con un chorrito de aceite y cuando esté caliente, añadiremos el pollo y lo dejaremos dorar por todos los lados. En el momento que esté, lo retiraremos y lo reservaremos.

En la misma cazuela, añadiremos la cebolla y el ajo, dejaremos que se vaya pochando, incorporaremos el pimentón y removeremos enseguida para que no se queme.

Incorporaremos el tomate triturado y una pizca de sal, dejaremos que se vaya haciendo el sofrito.

Cuando tengamos hecho el sofrito, añadiremos el pollo que teníamos reservado, la copa de brandy y dejaremos reducir el alcohol.

Agregaremos el agua caliente, la sal al gusto, espolvorearemos con hierbas provenzales e incorporaremos las aceitunas y dejaremos cocer a fuego medio, hasta que se termine de hacer el conejo y la salsa se haya espesado (aproximadamente tardaremos 20 minutos).

Si vemos que se queda sin salsa, añadiremos un poco más de agua y rectificaremos el punto de sal.

Propiedades de la carne de Pollo

La carne de pollo, es una de las más recomendadas para incorporar proteínas y nutrientes a nuestro organismo. Es ideal para preparar comidas completas para toda la familia; además, si se consume sin piel, tiene un bajo contenido en grasas.

  • Tiene una importante cantidad de proteínas, con un alto valor biológico.
  • Vitaminas, aporta una gran cantidad de vitamina B concretamente, gracias a la cual nos ofrece protección en nuestro sistema nervioso e interviene en el metabolismo que provee de energía el cuerpo.
  • Minerales, como: hierro, que interviene en la formación de los glóbulos rojos, el transporte de oxígeno; fósforo, esencial en la formación de los huesos; potasio, esencial para la contracción muscular y el correcto funcionamiento del corazón y Zinc, que mejora el sistema inmunitario.
  • Este tipo de carne, contiene muy poco colesterol, excepto si lo coméis con piel; de este modo, tiene un mayor contenido en grasas y colesterol.

Podemos diferenciar varias partes:

  • La pechuga, sin piel, es la parte que contiene más o menos grasas y colesterol.
  • Muslo, este parte, contiene menos propiedades, que la pechuga y el triple de grasa.
  • Pata, contiene menos proteínas que la pechuga y el triple de grasa.
  • Alas.
  • Vísceras, contienen 5 veces más cantidad de grasa que el pollo, no obstante, proporcionan una gran cantidad de minerales y vitaminas.

Su digestión es muy sencilla y es muy bien tolerado por quienes sufren trastornos digestivos, ya que el tejido conjuntivo que lo conforma, es más fácil de desintegrar.

¡Espero que os haya sido de ayuda este post! ¡Os esperamos en el siguiente!

Summary
recipe image
Recipe Name
Pollo con aceitunas
Author Name
Published On
error: