Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Ossobuco de pavo a la gremolata

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

El ossobuco, es una carne muy sabrosa, suave, tierna y melosa. Podemos cocinarla de muchas maneras diferentes, ya que siempre queda de fábula.

En esta ocasión, os voy a mostrar cómo preparar esta receta típica italiana: Ossobuco de pavo a la gremolata. Os aconsejo, que la preparéis de un día para otro, ya que así, quedará mucho más sabroso.

Ingredientes (4 personas)

  • 4 piezas de ossobuco
  • cebolla
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 zanahoria grande pelada y cortada
  • Un chorrito generoso de brandy
  • 5 cucharadas de tomate triturado al natural
  • 10 granos de pimienta negra
  • 250 ml caldo de carne caliente
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • pimienta

Ingredientes para la gremolata:

  • La ralladura de un limón
  • 1 dientes de ajo grande rallado
  • perejil fresco, picado

Preparación

Limpiaremos, lavaremos y picaremos en trocitos pequeños la zanahoria.

Salpimentaremos las piezas de carne, les daremos un ligero corte en los laterales, para evitar que se deformen durante la cocción.

Pondremos una cazuela al fuego, con aceite y cuando esté caliente, añadiremos las piezas de carne, las doraremos por ambos lados. Cuando estén, las retiraremos y las reservaremos.

En la misma cazuela, añadiremos un poco más de aceite, en el caso que  veamos que sea necesario, añadiremos la zanahoria, la dejaremos pochar durante unos minutos. Pasados estos minutos agregaremos la cebolla y el ajo, previamente rallados, removeremos y dejaremos que se terminen de pochar todas las verduras.

Añadiremos el tomate, la hoja de laurel, las bayas de pimienta negra y una pizca de sal, dejaremos que se termine de hacer el sofrito.

Incorporaremos la carne que teníamos reservada junto con sus jugos y el brandy y dejaremos reducir el alcohol.

Añadiremos el caldo, dejaremos cocer a fuego bajo, durante 20 minutos aproximadamente (cuando veamos que la zanahoria está tierna y la salsa se haya espesado).

Porbaremos su sabor y en el caso que sea necesario, rectificaremos el punto de sal; o bien, añadiremos un poco más de caldo.

En el momento de servir, esparciremos por encima de cada pieza de ossobuco, la gremolata  que habremos hecho, mezclando la ralladura de piel de limón, el ajo rallado y el perejil fresco picado.

Podemos dejarlo preparado de un día para otro, ya que así su sabor se potenciará.

Summary
recipe image
Recipe Name
Ossobuco de pavo a la gremolata
Author Name
Published On
error: