Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Ejercicio físico en la tercera edad

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

A continuación te vamos a mostrar varios consejos fundamentales, que nadie más te habrá explicado, para tener una salud más fuerte y evitar los problemas típicos del envejecimiento.

Cada vez más personas se apuntan a gimnasios o realizan algún tipo de actividad física, como: yoga, spinning, running, pilates, etc. Lo primero que debemos saber, es que el deporte no tiene una edad, ya que debe practicarse a todas las edades.

Tanto si eres mujer como hombre, debes cuidar tu cuerpo, no importa la edad que tengas, debemos aprender a eliminar ese prejuicio de nuestra mente…¿quién no ha escuchado alguna vez?….Es que esto es para los jóvenes…¡Pues no! Ahí está el error, debemos aprender a que llevando un estilo de vida saludable y realizando ejercicio físico moderado, mantendremos nuestro cuerpo más sano y fuerte, tengamos la edad que tengamos.

De esta manera, ayudaremos a prevenir el envejecimiento de nuestro organismo, aumentaremos nuestra autoestima y obtendremos múltiples beneficios para nuestros órganos y sistema musculo-esquelético.

¿No tienes suficiente con las razones que te acabo de mostrar, para empezar a tomarte las cosas en serio y realizar actividad física a diario?, pues presta mucha atención…a continuación, descubrirás todos los motivos por los que las personas mayores o no tan mayores, deben realizar ejercicio diariamente; así como, todos los beneficios que obtendrán.

¡Así que, cuanto antes empecemos…mejor!

  1. EL ENVEJECIMIENTO

A medida que envejecemos es normal que el cuerpo vaya perdiendo elasticidad, fuerza muscular y equilibrio.

Es por este motivo, que empiezan a aparecer dificultades en tareas de la vida diaria como: atarse los cordones, calzarse, levantarse del sofá o de cualquier silla, subir o bajar las escaleras.

El principal motivo que ocurra esto, es por el envejecimiento propio del cuerpo, pero debemos tener en cuenta un factor muy importante, el envejecimiento celular de nuestro cuerpo genera una pérdida de masa muscular, ocasionando una pérdida de la fuerza de los huesos y articulaciones, que puede producir la aparición de osteoporosis, artrosis, etc.

Gracias a los nuevos avances médicos, la sociedad está evolucionando muchísimo en este aspecto, cada vez, sabemos más, acerca de los factores que desencadenan este tipo de afectaciones o enfermedades, es por este motivo, que cada vez más personas, tanto mujeres como hombres, son más conscientes de la importancia que tiene: salir a caminar cada día, ir al gimnasio o apuntarse a clases de cualquier tipo de actividad física, para mantenerse activo.

No obstante, debemos tener presente que el hecho de realizar actividad física, no es un método anti-envejecimiento, es una manera de cuidar nuestro organismo para favorecer nuestra salud, durante el envejecimiento, para así aumentar nuestra calidad de vida.

Por este motivo, debemos conocer una serie de pautas y rutinas, que pueden ser de gran ayuda.

Al realizar ejercicio físico de forma diaria, se producirá una liberación de hormonas y endorfinas, que ayudará a mantener un buen estado de ánimo; así como regular el tránsito intestinal.

Es muy importante que al hacer ejercicio, te informes de manera adecuada, con un entrenador personal, fisoterapeuta o cualquier otro especialista, para poder trabajar todos y cada uno de los principales grupos musculares.

Si tienes cualquier tipo de afectación grave, debes acudir a un profesional especializado y evitar el ejercicio fuerte, ya que podría provocar más dolores o lesiones, siempre que realices ejercicio debe ser de manera suave, sin llevar el cuerpo al límite.

2. EJERCICIO FÍSICO Y ALIMENTACIÓN

Otro factor importante que debemos tener en cuenta es la alimentación de las personas mayores, aunque, no hace falta remarcar, que este y el anterior punto deben ser básicos e importantísimos en cualquier edad, seas joven, de mediana edad o mayor, debes cuidar tu salud física y tu alimentación en todo momento.

Pero…a medida que uno se hace más mayor, se va perdiendo de forma progresiva el hambre, por lo que poco a poco, se reduce la ingesta de proteínas. Es importante, que aprendamos a llevar una alimentación equilibrada, añadiendo alimentos como: pollo, lácteos, huevos, frutas, verduras, hortalizas, pescados y frutos secos y combinándolos con diferentes condimentos, salsas, etc, encontraremos una manera más apetecible de elaborar las recetas.

Con estos alimentos, y reduciendo los excesos de: bollería, alimentos procesados y evitando el consumo de productos azucarados, el organismo estará en mejores condiciones para combatir cualquier tipo de enfermedad o patología, aumentando nuestra calidad de vida.

Espero que te haya sido de gran ayuda este post, si te ha gustado, no olvides compartir en redes sociales.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Consejos fundamentales, que nadie más te habrá explicado, para tener una salud más fuerte y evitar los problemas típicos del envejecimiento ✅
Author Rating
51star1star1star1star1star
error: