Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Guiso de pulpitos con patatas

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Este guiso es muy sabroso y fácil de cocinar. En tan solo 30 minutos aproximadamente lo tendréis preparado; y además, es ideal como plato único. Lo podremos dejar preparado con antelación y comerlo en cualquier momento.

¡Acordaros, que no os falte el pan para la salsa, ya que está de rechupete!

Ingredientes (4 personas)

  • 1 Kg de pulpitos pequeños (congelados)
  • 2 patatas grandes
  • 3 Zanahorias pequeñas
  • ½ Cebolla
  • 6 cucharadas soperas de tomate triturado
  • Pimentón dulce
  • 2 guindillas
  • 100ml de vino blanco seco
  • Caldo de pescado o agua caliente
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Preparación

Empezaremos la receta, descongelando los pulpitos en una bandeja con rejilla.

Una vez descongelados, los lavaremos, los secaremos y los reservaremos.

A continuación, pelaremos y rallaremos la cebolla.

Pelaremos y picaremos el ajo y lo reservaremos.

Lavaremos y picaremos el perejil y también, lo reservaremos.

Pelaremos y chascaremos las patatas en trozos pequeños y los  reservaremos.

Limpiaremos, lavaremos y trocearemos las zanahorias en rodajas de tamaño pequeño.

Pondremos una cazuela al fuego, con un poco de aceite, cuando esté caliente, añadiremos los pulpitos y removeremos. Los dejaremos unos minutos, veremos que han reducido y han soltado bastante agua y los retiraremos junto con su caldo.

En la misma cazuela, añadiremos aceite y cuando esté caliente agregaremos la cebolla y dejaremos pochar durante unos minutos.

Incorporaremos el tomate triturado junto con una pizca de sal y dejaremos que se vaya haciendo el sofrito.

Añadiremos el pimentón, removeremos e incorporaremos las patatas, las zanahorias, los pulpitos y el vino, removeremos y dejaremos reducir el alcohol.

Incorporaremos el caldo de cocer los pulpitos y un poco de caldo de pescado, hasta que el guiso quede cubierto.

En caso de que sea necesario, rectificaremos el punto de sal y dejaremos cocer a medio tapar, durante aproximadamente 20 minutos. El tiempo, siempre dependerá del tamaño que hayamos cortado las patatas.

Trascurrido este tiempo añadiremos el ajo y el perejil, removeremos la cazuela para que se integre y dejaremos cocer durante 5 minutos más.

Pasados estos últimos 5 minutos, ya tendremos preparado nuestro guiso, ¡ahora solo queda disfrutarlo!

Propiedades de la patata y sus beneficios

Este maravilloso tubérculo originario de los Andes, nos proporciona energía a raudales y aumenta el nivel de concentración.

Esta hortaliza, proporciona a nuestro organismo una fuente esencial de energía, por lo que son especialmente importantes, incluso en las dietas.

Las patatas, provocan la estimulación inmunológica, gracias a su contenido en vitamina C.

También son una fuente de vitamina B; ácido fólico y minerales, como: potasio, magnesio y el hierro.

Este preciado tubérculo, contiene kukoaminas, las cuales ayudan a reducir la presión arterial.

Además, contienen 60 tipos diferentes de fitoquímicos y vitaminas en su piel, entre ellos, flavonoides, que protegen nuestro organismo frente a las enfermedades cardiovasculares, al disminuir los niveles de LDL, o también, conocido como colesterol malo y mantener las arterias libres de grasa.

Las vitaminas B, nos ayudan a proteger nuestras arterias. Concretamente la vitamina B6, que se encuentra en las patatas, reduce los niveles de una molécula, conocida como: homocisteína, implicada en la inflamación y el buen funcionamiento de las arterias. Los niveles elevados de esta molécula, se encuentran asociados con el aumento del riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Nos aporta fibra dietética, que nos ayuda a tener una digestión saludable y en el tránsito intestinal, protegiéndonos de enfermedades, como: el cáncer de colon.

Además, la Vitamina B6, es necesaria para la renovación celular, para tener un sistema nervioso saludable, junto con un estado de ánimo equilibrado.

La patata, es uno de los alimentos más ricos en potasio, un mineral esencial en la dieta de las personas hipertensas.

Una forma de cocinarlas, es asarlas al horno o hervirlas con su propia piel, de esta manera, aprovecharemos mejor el contenido en vitamina C y B, que se encuentra en la piel de este tubérculo.

La patata, es un alimento básico en la dieta de los más pequeños de la casa, ya que aporta energía a medio y largo plazo; además, de favorecer la producción de masa ósea y estimular el crecimiento.

No obstante, debemos tener cuidado con los carbohidratos que nos aportan las patatas, debido a su elevado índice calórico.

Summary
recipe image
Recipe Name
Guiso de pulpitos con patatas
Author Name
Published On
error: