Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Gazpacho de fresas con tomate

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Con la llegada del calor, empiezan a apetecer recetas refrescantes y sabrosas, por eso, en esta ocasión, aprovechando la temporada de las fresas, vamos a mostraros cómo preparar un delicioso gazpacho de fresas y tomate.

El gazpacho es una receta tradicional española, muy sabrosa y saludable, con la que podemos combinar unas hortalizas básicas y combinarlas con frutas de temporada, consiguiendo así unas recetas riquísimas.

También te puede interesar nuestros gazpachos: tradicional, cerezas, melocotón, nectarina...

Ingredientes (2 personas)

  • 500 gr de tomate maduro
  • 200 gr de fresas
  • 70gr de pan del día anterior
  • 1 diente ajo pequeño sin el germen
  • 15 gr de cebolla
  • 5 gr de pimiento verde
  • 60ml de aceite de oliva
  • 2 y ½ cucharadas soperas de vinagre de vino tinto
  • Sal
  • Agua la necesaria para conseguir la espesura que nos guste (nosotras hemos necesitado 150 ml de agua)

Preparación

Empezaremos a preparar nuestro gazpacho, lavando y troceando los tomates, los reservaremos en un recipiente grande y que se pueda tapar.

Lavaremos y les quitaremos el pedúnculo a las fresas, las partiremos en trozos, y las añadiremos al recipiente, donde tenemos reservado el tomate.

Lavaremos y picaremos el pimiento y lo añadiremos.

Picaremos la cebolla y el ajo previamente pelados y los reservaremos junto al resto de ingredientes.

Añadiremos el pan troceado, el aceite y el vinagre y removeremos para que se mezclen todos los ingredientes.

Dejaremos macerar durante 1 hora en la nevera, con el recipiente cubierto.

Transcurrido este tiempo, con la ayuda de la batidora de mano, lo trituraremos todo muy bien.

Colaremos para eliminar las pieles y los posibles grumos, por último, añadiremos la cantidad de agua necesaria, para obtener la espesura que más nos guste.

Ahora solo quedará probarlo, para así poder rectificar el punto de sal y de vinagre.

Espero que os guste, ya que queda delicioso.

Propiedades de las fresas

Las fresas son una riquísima fruta: ligera, saciante y depurativa. Las podemos encontrar durante los meses de primavera y verano, proporcionándonos un efecto refrescante siendo muy apetecibles en épocas de más calor.

También nos proporciona numeroso nutrientes y vitaminas.

Además, nos ayuda a combatir la excesiva retención de líquidos en nuestro organismo; además, activan ligeramente el metabolismo, acelerando el consumo de calorías.

Propiedades nutritivas fresas

  • Contienen agua, que ayuda a depurar el organismo de toxinas.
  • Potasio
  • Ácido elágico y silicio, dos potentes antioxidantes que protegen el sistema cardiovascular con la misma eficacia con la que alejan el cáncer.
  • Alto poder nutritivo, ya que destacan por su alto contenido en vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6 Y B9), C y E.
  • Contienen fibra natural, que ayuda a proteger el intestino y regular las digestiones.
  • Su consumo es muy útil en dietas de adelgazamiento, debido a su riqueza nutricional y su bajo contenido calórico.
  • Contenido en antioxidantes, que evitan el envejecimiento prematuro de la piel y de nuestro organismo, evitando determinadas enfermedades asociadas.
  • Tienen un efecto antiinflamatorio natural.
  • Ácido salicílico, que tiene un efecto desintoxicante.

Beneficios de las fresas para la salud

El consumo de fresas, combate la fatiga, eleva el ánimo y aumenta la resistencia al estrés.

Además, ayudan a reducir los dolores articulares, causados por la artritis o cualquier otra enfermedad articular o reumática, debido a su contenido en potasio, magnesio y ácido salicílico.

Si soléis tener problemas con el ácido úrico, las fresas os ayudarán a eliminar el ácido úrico de nuestro cuerpo y reequilibrar la tensión arterial alta.

Son perfectas para incluirlas en dietas de depuración, ya que se unen a algunas toxinas y metales pesados, y nos ayudan a expulsarlos de nuestro organismo, a través de las heces.

Este efecto de eliminación de toxinas, también actúa sobre las grasas y los ácidos biliares; por lo tanto, ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Esta fruta dobla el contenido en ácido fólico de muchas verduras, por este motivo, su consumo está totalmente aconsejado en la etapa de crecimiento, durante el embarazo, en casos de anemia o en pacientes con problemas cardiovasculares.

Mejoran el estado de la piel y previenen el envejecimiento prematuro de nuestras células.

El aporte calórico es mínimo, y aporta multitud de nutrientes y minerales, como: hierro, magnesio, ácido fólico, vitamina C, etc.

Summary
recipe image
Recipe Name
Gazpacho de fresas con tomate
Author Name
Published On
error: