Saltar al contenido
La Maleta de Maggie

Crema de apio

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

El apio es una hortaliza cuyo elevado contenido en agua hace que posea un valor calórico muy reducido. Este vegetal es también muy rico en minerales como el sodio, el potasio y el calcio.

Además, es una buena fuente de vitaminas y fibra, y destaca por su elevado poder diurético.

Por este motivo, en tan solo un plato, con esta deliciosa crema, conseguiremos beneficiarnos de todos los beneficios que nos aporta el apio.

Ingredientes (4 personas)

  • 300g de apio (sin las hojas)
  • ½ cebolla
  • 2 patatas
  • ¾ litro de caldo de pollo caliente o la misma cantidad de agua y una pastilla de caldo concentrado.
  • 3 quesitos en porciones light
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

Primero, pelaremos, lavaremos y trocearemos en trozos pequeños las patatas y las dejaremos reservadas.

Lavaremos y trocearemos el apio, retirando las fibras y lo reservaremos limpio.

Pelaremos y trocearemos la cebolla y también la dejaremos reservada.

Pondremos al fuego una olla, con un chorrito de aceite, añadiremos la patata, la cebolla, el apio y salpimentaremos al gusto. Iremos removiendo y dejaremos que se vaya rehogando.

Incorporaremos el caldo y dejaremos al fuego, hasta que la patata esté tierna.

Pasaremos todas las verduras al vaso de la batidora con los quesitos y lo trituraremos.

Poco a poco iremos incorporando el caldo de la cocción, hasta que consigamos una textura fina.

Pasaremos la crema por un colador para que no queden grupos.

Volveremos a poner la crema al fuego, durante 5 minutos más aproximadamente.

En este momento, os aconsejamos que la probéis, para saber si debéis rectificar el punto de sal.

En el momento de servir, podemos decorar con unas hojitas de apio y un chorrito de aceite de oliva o con lo que más os guste.

Propiedades del apio

Un fiel guardián de las articulaciones 

El apio es un vegetal que destaca por su contenido en vitaminas o fibra; pero sobretodo por sus altas cantidades de potasio y magnesio, de esta manera nos ayudará a regular el delicado equilibrio mineral de nuestro organismo.

Debido a su bajo contenido en grasas y calorías, es uno de los vegetales ideales en las dietas de adelgazamiento.

Es uno de los alimentos más indicados en el caso de estrés o en dolores articulares, calambres, tensión muscular y debilidad física.

Por detrás de la endibia, el apio es una de las verduras con menor aporte energético, debido a su elevado porcentaje de agua y su contenido nulo en azúcares.

Debido a su potente acción diurética del potasio y de sus aceites esenciales, el apio ayuda a eliminar los líquidos y las toxinas retenidas.

Podemos usar este vegetal, para reducir la sensación de hinchazón y su jugo, combinado con otras frutas o vegetales, para beberlo como aperitivo.

Contribuye a bajar los niveles altos de ácido úrico, colesterol y mejoran la hipertensión y refuerzan el hígado y el pulmón.

Incluir el apio en la ensalada es un acierto porque agiliza las digestiones lentas, disipa los gases y al activar los movimientos intestinales, combate el estreñimiento.

Este vegetal, contiene una sustancia estrogénica, que atenúa los sofocos y frena la descalcificación del hueso. Debido a su contenido en luteolina, previene la pérdida de memoria.

Eso sí, cuando lo consumimos habitualmente suele ser muy habitual que nos preguntemos cuáles son las contraindicaciones del apio; así como, sus efectos secundarios.

No obstante, no se aconseja su consumo en el embarazo, ya que puede provocar abortos, debido a la presencia de glucósido que puede inducir a ello, aunque durante la lactancia no existe ningún problema en su consumo.

En caso de problemas digestivos, se recomienda siempre su consumo cocinado y nunca crudo, ya que suele ser más difícil de digerir.

Summary
recipe image
Recipe Name
Crema de apio
Author Name
Published On
error: